Suances acoge una jornada formativa sobre Economía Circular y el reto que supone para los municipios

Se desarrollará el jueves 28 de noviembre a partir de las 9.45 horas en el Centro Cultural San José – Fundación Quintana

El municipio de Suances va a acoger la próxima semana una interesante jornada formativa sobre el modelo de Economía Circular y el reto que supone para los municipios. Así lo ha anunciado la concejala de Medio Ambiente, Ana Santiago, quien ha destacado que este nuevo modelo de producción y consumo es un concepto en auge en los últimos tiempos, dada su importancia para garantizar un desarrollo sostenible real y efectivo.

La charla se desarrollará en el Centro de Emprendedores de Suances el próximo jueves 28 de noviembre en horario de mañana de 10.00 a 13.30 horas. La edil ha explicado que la entrada es libre y gratuita, por lo que pueden participar todas las personas interesadas. Sin embargo, al ser un aforo limitado, es necesario inscribirse previamente.

Los vecinos y vecinas que deseen recibir más información o formalizar la inscripción, pueden hacerlo a través del correo electrónico pie@municipiossostenibles.com o del teléfono 942.62.70.08. También pueden dirigirse al Ayuntamiento, departamento de Medio Ambiente.

Cabe señalar que esta actividad, organizada por la Mancomunidad de Municipios Sostenibles de Cantabria con la colaboración de la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de Cantabria, se enmarca dentro del programa desarrollado en la región con motivo de la Semana Europea de la Prevención de Residuos.

Un nuevo modelo

La economía circular es una alternativa atractiva y viable que se opone al presente modelo económico lineal basado en el “usar y tirar”. El objetivo principal de la economía circular es extender al máximo el ciclo de la vida de los productos existentes.

Por ello, este modelo es reparador y regenerativo y pretende que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Implica conceptos como compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar los materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor adicional y que puedan ser utilizados una y otra vez.

Esto en la práctica implica reducir los residuos al mínimo y reducir emisiones de gases de efecto invernadero. Además, avanzar hacia una economía circular  reducirá la presión sobre el medio ambiente y mejorará la seguridad de suministro de materias primas.

Pero no sólo tiene importancia desde una dimensión medioambiental sino también desde la económica. Y es que este modelo generará mayor competitividad, innovación, crecimiento y empleo. Además, podría proporcionar al consumidor productos más duraderos e innovadores, lo que se traduciría en mayor ahorro.

Por todo ello, supone todo un reto, tanto para las instituciones como para la ciudadanía en su conjunto, avanzar hacia este nuevo modelo económico.