Suances cuenta con plazas disponibles en las viviendas supervisadas

Las personas interesadas en acceder pueden presentar una solicitud en el Ayuntamiento

Suances cuenta, desde hace 23 años, con un interesante recurso destinado a las personas mayores del municipio: las viviendas supervisadas. De hecho, fue el municipio pionero, junto a Camargo, en contar con este tipo de servicios.

Esta útil herramienta asistencial, permite a vecinos y vecinas mayores de 60 años disponer de una vivienda funcional que ofrece además servicios de supervisión y apoyo social, con todas las necesidades cubiertas y a un precio muy asequible.

De esta manera, permite a los usuarios y usuarias mantener su independencia, aunque al mismo tiempo se sienten acompañados y se alejan de esa terrible sensación que a veces se siente al estar solo en casa (de hecho, la soledad es uno de los problemas que más afecta a la población mayor actualmente).

En definitiva, se trata de una herramienta de atención personalizada que mejora su calidad de vida y potencia su independencia, que se extiende mucho en el tiempo. Así, es muy útil para aquellas personas que no necesitan una asistencia constante pero sí desean un apoyo y un acompañamiento.

Plazas disponibles

En total, el Ayuntamiento cuenta con 8 viviendas supervisadas con capacidad para 10 personas, de las cuales en la actualidad 3 plazas han quedado disponibles. Están completamente equipadas y cuentan con cocina, habitación, salita y baño.

Además, en el caso de Suances, su ubicación es inmejorable: en pleno centro pero con vistas a la costa, se encuentran además encima del centro de mayores, lo que les permite participar fácilmente en la amplia actividad que se desarrolla.

Las personas que estén interesadas en acceder a este recurso, deberán presentar la correspondiente solicitud en el Ayuntamiento de Suances. 

Para más información, se puede contactar con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Suances a través del teléfono 942 811 814 y/o del correo electrónico serviciossociales@aytosuances.com

Destinatari@s

Las viviendas supervisadas surgen como un sistema de alojamiento y convivencia normalizado para personas mayores de 60 años con un adecuado nivel de autonomía física y psíquica y autonomía personal para la realización de actividades básicas de la vida diaria de manera independiente que no pueden o no deseen seguir en su vivienda habitual.

Pueden acceder vecinos y vecinas empadronadas en el municipio (con al menos 2 años de antigüedad) o excepcionalmente cuando existan circunstancias de emergencia social y que dispongan de los medios económicos para hacer frente al pago mensual correspondiente, entre otros requisitos.