Inaugurada la nueva Terminal de Autobuses y la remodelación de la Plaza Viares

El proyecto ha incluido además la remodelación de la calle rodada y la acera frente al Ayuntamiento

El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Juan José Sota, y el alcalde de Suances, Andrés Ruiz Moya, junto con el presidente del Parlamento de Cantabria, Miguel Ángel Palacio y el director General de Transportes y Comunicaciones, Marín Sánchez González, han inaugurado la nueva Terminal de Autobuses de Suances. Un proyecto que, con un presupuesto superior a los 655.000 euros (cerca de 110 millones de las antiguas pesetas), ha incluido la urbanización del entorno y la remodelación de la Plaza Viares y la calle de tráfico compartido.

En el acto también estuvieron presentes varios miembros de la Corporación municipal y representantes de las empresas adjudicatarias de la obra y de las compañías de autobuses.

Sota detalló que este tipo de obras forma parte de “la política del Gobierno de Cantabria, y de mi consejería” de aumentar los servicios y las infraestructuras necesarias para que los ciudadanos se puedan trasladar de un lugar a otro con la mayor comodidad”.

Asimismo, el Consejero destacó la necesidad de esta nueva infraestructura para un municipio en crecimiento, como es Suances, que además es destino turístico de numerosos visitantes, con el aumento tanto de los usuarios que utilizan este transporte como del flujo de líneas que unen este municipio con otros destinos que esto conlleva.

En esta misma línea, el Alcalde detalló que Suances está sufriendo un crecimiento importante de población, pero también de las infraestructuras y los servicios puestos a disposición de los vecinos. Así, recordó la reciente inauguración de la dársena de los pescadores o proyectos que están a punto de concluir, como la urbanización de la zona de La Concha o la próxima puesta en marcha del Centro de Día, entre otras.

Por último, agradeció la inversión llevada a cabo por el ejecutivo cántabro en el municipio y señaló que “la consecución de esta importante obra que hoy inauguramos es el resultado del trabajo, la gestión llevada a cabo desde el inicio de legislatura, la colaboración entre administraciones y la voluntad y el interés por parte del anterior Consejero de Industria”.

Características técnicas
El proyecto inicial, con un presupuesto cercano a los 550.000 euros, incluía tanto la construcción de una Terminal de Autobuses como la remodelación de la Plaza Viares.

La nueva infraestructura cuenta con una gran marquesina que proporciona una superficie cubierta de casi 150 metros cuadrados y una dársena de casi 35 metros, lo que permite la parada simultánea de dos autobuses.
 

Asimismo, se contempla la posibilidad de ampliación en cuanto a instalaciones de comunicaciones dentro de la marquesina.
En cuanto a la remodelación de la Plaza Viares, ha supuesto, según explicó Andrés Ruiz Moya, “una importante transformación de la imagen de este espacio público pero también una mejora de la utilización del mismo por parte de los vecinos y los numerosos usuarios que la utilizan diariamente”.

Los trabajos han incluido además la instalación de nuevo alumbrado público y mobiliario urbano (bancos, papeleras,…) y varios trabajos de jardinería, con la plantación de árboles y la colación de nuevos arbustos y plantas rodeando la plaza.

Ampliación del proyecto
Este proyecto inicial se ha visto ampliado y complementado, además, con las obras de remodelación de la calle rodada y la acera junto al Ayuntamiento. Según explicó Ruiz Moya, con esta ampliación del proyecto inicial se pretendía que, por un lado, tras las obras, toda la zona quedase totalmente integrada y remodelada; y, por otro lado, causar las menores molestias posibles a los vecinos, ejecutando todos los trabajos conjuntamente.

Así, se ha sustituido el solado de las aceras y del firme asfáltico por piedra arenisca, en consonancia con el pavimento de la plaza, así como de adoquinado para la zona de acceso rodado que es semipeatonal. En el margen del Ayuntamiento, se ha construido una nueva acera con una anchura de 3´5 metros, así como una hilera de alcorques y arbolado.

Asimismo, se han mantenido las plazas de aparcamientos que existen en esta zona y se ha traslado a este lugar la parada de taxis, con lo que se ha conseguido eliminar un punto negro de la circulación en el municipio, evitando los problemas que se producían y favoreciendo una mayor fluidez del tráfico, al tiempo que se mejora la seguridad tanto de vehículos como de peatones.