Ayuda a Domicilio

Prestación temporal de una serie de atenciones y/o cuidados de carácter personal, doméstico y social a personas y/o familias en su domicilio, cuando se hallan en situaciones en las que no sea posible la realización de sus actividades habituales, o en situaciones de conflicto psicofamiliar de alguno de sus miembros.
 

OBJETIVOS

  • Prevenir situaciones de crisis familiar y/o personal.
  • Prevenir internamientos innecesarios en instituciones: fomento de la permanencia de la persona en su domicilio.
  • Estimular la autonomía personal del usuario del servicio a fin de mejorar su calidad de vida.
  • Apoyo a las personas del entorno del asistido: cuidadores principales.
  • Prevención y protección de la salud de la persona dependiente, retardar las incapacidades y prevenir un deterioro irreversible.
  • Asegurar que las prestaciones se hagan de manera individualizada, respetando siempre la autonomía y la dignidad del usuario.
  • Prestar una atención de calidad de manera que se obtenga un alto grado de satisfacción.
     

SERVICIOS

Atenciones de carácter personal, cuando la persona no pueda realizarlas por sí misma:

  • Apoyo en la higiene y cuidado personal.
  • Ayuda para comer.
  • Supervisión, si procede, de la medicación prescrita y del estado de salud para la detección y comunicación de cualquier cambio significativo.
  • Apoyo a la movilización dentro del hogar.
  • Compañía.
  • Acompañamiento fuera del hogar para la realización de gestiones (visitas médicas, tramitación de documentos y otras análogas).
  • Facilitación de actividades de ocio en el hogar (manualidades, prensa, revistas, libros, etc…).
  • Otras similares, que puedan facilitar la relación con el entorno.
     

Atenciones de carácter socioeducativo: Intervenciones técnico-profesionales formativas y de apoyo al desarrollo de las capacidades personales, a la afectividad, a la convivencia, a la estructuración familiar, y a la integración en la comunidad.
 

Atenciones de carácter doméstico, realizadas de forma cotidiana en el hogar referidas a:

  • Alimentación (compra y preparación de alimentos en el hogar, entre otras).
  • Vestido (compra, lavado, plancha, cosido, colocación de la ropa, y otras análogas).
  • Limpieza y mantenimiento de la vivienda, con pequeñas reparaciones y tareas que no impliquen la participación de especialistas.
     

Estas actuaciones tienen un carácter excepcional y complementario de las propias capacidades de la persona y de su entorno inmediato, y para su realización deberán disponer o proveerse de los enseres y electrodomésticos necesarios. También  podrán gestionarse a través de servicios de cátering, lavandería y otros equipamientos.