Adjudicado el proyecto para mejorar el saneamiento de La Cuba y La Ribera

Incluye también la conexión del Barrio La Cuba con el saneamiento integral Saja- Besaya y la recuperación del antiguo camino de la Fuente de Enmedio y cuenta con un presupuesto de 189.200 euros

La Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria ha adjudicado a Construcciones Odeman las obras de la nueva tubería de saneamiento de La Cuba a La Ribera y la conexión de Cortiguera de Arriba con el saneamiento integral Saja-Besaya.

Esta obra cuenta con un importe de 189.200 euros que será financiado por el Ayuntamiento y la propia Consejería.

El nuevo colector presenta una longitud total de 531 metros de los cuales 65 discurren por la carretera aglomerada de La Cuba de Abajo, 362 por la Fuente de Enmedio y los 104 restantes por los arenales del barrio de La Ribera, hasta conectar con el pozo existente del saneamiento integral Saja-Besaya inmediatamente antes de la llegada al bombeo nº1.

Esta tubería desciende por la citada ladera con una pendiente media del 40%, habiendo sufrido múltiples averías por diversas circunstancias entre otras, la posible disminución de sección por raíces de árboles.

El proyecto
El proyecto realizado por Egenor (Estudios Geotécnicos del Norte S.L.) ha definido y valorado las obras necesarias para mejorar la red de saneamiento del municipio de Suances mediante la reparación del saneamiento existente en el barrio de La Cuba y su conexión con el saneamiento integral Saja-Besaya mediante el desdoblamiento del actual colector de bajada desdes el barrio de La Cuba a La Ribera. También contempla la reparación del actual colector mediante la creación de cinco pozos de registro que permitirán su adecuada limpeza y detección de posibles fallos en la red.
 

Se han planteado diferentes alternativas al trazado de la nueva red, habiendo elegido aquella que cumple las premisas de garantizar la estabilidad del terreno por el que discurre la conducción; equilibrar las pendientes bajándolas del 40% en su mayor parte y asegurar la durabilidad de la tubería.

La solución adoptada para el proyecto ha sido la mejora del colector existente de saneamiento en La Cuba de Abajo y la creación de un nuevo colector que duplique la capacidad del actual de esta zona.

El colector existente ha presentado diferentes fallos por su posible reducción de la sección debido a raíces en diversos puntos y posibles corrimientos por inestabilidad del terreno.

Para el colector de La Cuba de Arriba- La Ribera se ha seleccionado para la totalidad del trazado tubería de PVC. En el caso de bajas pendientes (menores del 2%) el diámetro de la conducción se ha definido de 400 milímetros pues con las pendientes que resultan y teniendo en cuenta que se va a duplicar la red (se mantiene y mejora la tubería existente), resulta suficiente para los caudales punto de poblaciones y los caudales de escorrentía. Se ha seleccionado PVC por su mayor manejabilidad que las de hormigón y economía frente a poliéster y fundición.

Recuperación de la Bajada a la Fuente de Enmedio
Para el tramo de la Bajada de la Fuente de Enmedio, en el que las pendientes medias son del 20% se ha seleccionado tubería de PVC con diámetro de 315 milímetros.
La bajada a la Fuente de Enmedio presenta un pavimento empedrado de mampostería labrado de 1 y 2 caras de roca calcarenita y una anchura aproximada de 1,50 metros. El pavimento a lo largo de la bajada se encuentra en diferentes estados de conservación, desde un perfecto estado en su zona central hasta zonas donde no se adivina el empedrado.
El proyecto contempla la reconstrucción de la totalidad de camino con el mismo tipo de pavimentación que en la situación actual. Para ello se va a proceder a retirar manualmente los mampuestos, a la ejecución de la zanja, colocación de la tubería y relleno, ejecución de una solera de hormigón de 15 centímetros de espesor, incluso en cunetas y finalmente la recolocación de los mampuestos a lo largo de la totalidad del camino.
En la valoración económica se ha previsto que el 35% de la superficie se pavimente con mampuestos reutilizados procedentes de los actuales, mientras que el 65% restante se realiza con sillares procedentes de una cantera cercana al núcleo de Suances y de características similares a los existentes en cuanto a tipo de caliza arenosa, color y textura, formando escalones cada metro de distancia con cunetas también en mampostería hormigonada.